Piden empresarios no silenciar a Acapulco

25 de febrero a las 18:20 1,008

Representantes del sector empresarial en Acapulco, consideraron que las autoridades municipales no deben “silenciar” al destino turístico a través de multas para establecimientos que utilicen altos decibeles en la zona turística de la ciudad, por lo que solicitó un dialogo entre las dos partes.

En días recientes, la directora de Ecología y Medio Ambiente del Ayuntamiento porteño, Guadalupe Rivas Pérez, advirtió que podrían ser clausurados un centenar de establecimientos con giros rojos ubicados zona la zona turística del destino de playa, quienes han sido detectados infringiendo la ley, por lo que serán verificados para adecuarlos a la norma y de resistirse, serán clausurados.

Por lo anterior, el presidente de la Federación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Fecanaco-Servytur) en Guerrero, Alejandro Martínez Sidney y el coordinador del Grupo Empresarial Guerrerense, Pascual Romero García; coincidieron en que muchos turistas acuden a Acapulco para acudir a los centros nocturnos y disfrutar una noche de esparcimiento.

“Ha habido una campaña muy estricta por parte del gobierno municipal encabezado por la directora de Ecología en el sentido de ir a verificar los decibeles de establecimientos mercantiles, en este caso de bares, discotecas, sport bar, que se ubican en la costera Miguel Alemán y en zonas cercanas a zonas habitacionales. Hay una situación en la que se tiene que buscar un mejor acuerdo, no podemos silenciar un destino turístico como Acapulco”, dijo Martínez Sidney.

El dirigente mencionó que a nadie conviene llegar a un conflicto legal por el tema, por lo que se ofreció a la Federación como organización que logre una mediación entre las dos partes para llegar a un buen puerto.

Por su parte, Pascual Romero García mencionó que la autoridad municipal debe endurecer sus acciones en contra de quienes ocasionan la violencia en el puerto y no contra los empresarios que generan economía, aunque mencionó que existen casos donde el nivel de estruendo que realizan los negocios es muy elevado y se tienen que disminuir.